Su navegador no soporta Javascript! Los Fenicios - Presentación

Presentación

una cabeza de Fenicia, par J. Achkar, ©Les Phéniciens

Es bien sabido que la historia es contada por los vencedores. ¿Qué escribieron e informaron sobre los fenicios?

Una certidumbre aglutina todos los historiadores, los fenicios eran un pueblo "navegantes y comerciantes". Entre admiración y envidia, elogio y crítica, los fenicios fueron reconocidos como pacifistas.

Motivados por la aventura y la exploración, el beneficio y el comercio, creando nuevas relaciones y ampliando su conocimiento, los fenicios han surcado por todo el mundo antiguo para alimentar su curiosidad, para comercializar e intercambiar sus productos, o buscar otros, especialmente la materia prima para sus artesanías.



Traducción está en progreso ...

La arqueología ha demostrado que los fenicios fundaron puestos comerciales alrededor del Mediterráneo, lo que garantiza bar el suministro de sus barcos. En cada estación del año, trataron de empujar la aventura incluso más lejos y hasta más allá de las columnas de Hércules (El Estrecho de Gibraltar). Excepto la ciudad de Cartago, los fenicios nunca buscaron "colonizar" nuevas tierras. Sus instalaciones sirvieron como intermediarias con sus ciudades de origen (Biblos, Tiro y Sidón), y el comercio fueron el pilar de sus actividades.

el perímetro mediterráneo y la expansión fenicia
el perímetro mediterráneo y la expansión fenicia

Sin duda, la historia de este pueblo de la Antigüedad, sigue siendo aún más enigmática. Hasta la fecha la gente está dividida entre su historia real y los mitos que se cuentan sobre él. Varias cuestiones se plantean: ¿Quiénes son los fenicios? ¿De dónde han venido? ¿Por qué se llevan este nombre? Muchas interrogaciones se atropellan dentro de nuestras cabezas. Esta página web tratamos de comunicar la complejidad de su existencia, para descubrir un poco más de su historia real, lejos de los "clichés" heredados desde la antigüedad.

Primera trampa a evitar es confundir nuestra noción moderna y contemporánea de Estado en su configuración actual, con fronteras definidas, y el concepto de la antigüedad, totalmente diferente. Las Fenicia, el territorio de los fenicios no representaba un territorio establecido; los límites dependen flujos y reflujos en relación con las potencias regionales. Fue sólo al comienzo de la Edad del Hierro, con la invasión de "Los Pueblos del Mar" en el año 1200 a.C., que el término "Fenicios" apareció.

Biblos - visión global del sitio arqueológico
Biblos - visión global del sitio arqueológico

Este país, que representa el actual Líbano con unas cuantos kilómetros además al norte y al sur, fue habitado desde el Paleolítico, la evolución fue claramente observada y constatada durante el Neolítico. Hacia el 7500 a.C, la economía agro-pastoral se instaló en varios sitios. El arqueólogo Maurice Dunand descubierto durante las excavaciones realizadas entre 1924 y 1959, los vestigios de sílex, en forma de flechas, de puñales, cuchillos de sierra para los cosechas, de hachas y raspadores, qué confirmó la fundación de Biblos, alrededor de 7000 a.C., por las poblaciones neolíticas.

Desde el cuarto milenio, pequeños pueblos de pescadores particularmente se desarrollaron en Biblos y en sitio de Dakerman, cerca de Sidón. Estaban formadas por casas en pieza única, a menudo agrupados alrededor de un punto de agua y rodeadas por murallas. Los hombres había desarrollaron la agricultura y la pesca, Los pequeños templos las fueron dedicados a las divinidades en relación con las fuerzas de la naturaleza, comenzaron a enterrar a sus muertos en grandes tinajas de granos (asimilación de los restos mortales en al grano que enterraran y renacía. Una mutación decisiva no tardará de imponerse, colocando las sociedades rurales para evolucionar hacia formas más complejas de organización urbana.

En el tercer milenio, el modelo de "ciudad-estado" se estabiliza y se generalizó, contribuyendo de este modo el desarrollo del comercio. Se establecen relaciones especialmente entre Egipto y la ciudad de Gebal o Gubal (Biblos). Regalos de regio carácter: productos de lujo, de floreros, de arcas, que llegan a la ciudad, el más antiguo es del año 2700 a.C. A continuación, toda la región estaba englobó en el asiático imperio de Egipto. La madera de cedro era un elemento indispensable entre los materiales esenciales para los faraones en la construcción naval, y lo más importante fue la resina de esta madera utilizada para la momificación de los muertos.

Esta situación cambió al final de este tercer milenio. Egipto entrando en una fase de recesión, los contactos con el Levante fueron interrumpieron. Biblos se sufrió a la destrucción hacia el 2200 a.C, pero rápidamente, la ciudad fue reconstruida de nuevo alrededor del templo del Baalat (la Señora de Biblos) y reanudó su actividad. De relaciones con la costa del norte y el interior de Siria aseguraron a la ciudad de Biblos su abastecimiento de metales. La ciudad se convirtió en uno de los centros más activos de la metalurgia del bronce. La producción del estatuillas de bronce que datan de este período, ellos serán el símbolo de la ciudad de Biblos. El relaciones con Egipto reanudará con el XII dinastía (tiempo de los faraones Amenemhat III y IV).

El templo del Baalet de Biblos
El templo del Baalet de Biblos

Durante la Edad del Bronce Medio (2000/1500 a.C.), los intercambios no se limitan sólo a la ciudad de Biblos, varios centros de actividades se extendió por todo el territorio: en "Tell Arqa" (a norte), en Beirut, en la Bekaa y Kamid Al Loz. Los enlaces fueron tejieron particularmente con la Creta minoica, Chipre y otras ciudades-estado como Ugarit. A nivel internacional, el contexto político evolucionó, Egipto emergió de su recesión y debe emprender una nueva política de expansión, se han realizado varios conquistas. A finales del reinado del faraón Tutmosis III (hacia 1440 a.C.), las ciudades del Levante fueron integrados de nuevo en la esfera egipcia. El gobierno fue aseguró mediante los reyes locales que tuvieron que abonar impuesto a los representantes del faraón.

En el siglo XIV, la potencia hitita llegó a la escena política regional, poniendo en peligro el equilibrio existente. Algunos reyes locales, por tanto, no dudaron en establecer alianzas con el nuevo conquistador. La confrontación entre el imperio egipcio y el imperio hitita se concretó en la famosa batalla de Kadesh (1275-1274 a.C.) culminando en un tratado celebrado entre el faraón Ramsés II y el rey hitita Hattousili III. El punto de separación de territorios fue colocado del ambos lados de las márgenes del río Nahr el-Kabir (la actual frontera entre el norte de Líbano y Siria). Las ciudades s levantinas se encuentran, a partir de entonces, bajo el dominio egipcio, Ugarit, por su parte, se encontraba bajo la tutela hitita.

La situación de estas ciudades, sin embargo, sigue siendo fluctuante y el control de Egipto era insuficiente. Varias cartas enviadas por los reyes locales para los faraones, atestiguado la cierta inestabilidad y rivalidades bastante agudas. Esta situación favorecido la invasión de los pueblos del mar (hacia el 1200 a.C.) y ha llevado a la destrucción de las principales ciudades. Ugarit fue aniquilada para siempre. Otras ciudades también se ven afectados por esta ola de destrucción, consiguieron, sin embargo, se recuperarse y ganar un poco de independencia.

Egipto comenzó un nuevo declive, el imperio hitita desapareció y el nuevo conquistador del Este, el rey de Asiria, hace que una incursión en la costa que quedó sin concretarse (expedición del rey Tiglat-pileser I en Arwad en el año 1100 antes de Cristo). Sino hasta mediados del siglo IX a.C., las ciudades levantinas se aprovecharon de esta libertad para incrementar su comercio. El habitantes defendieron su propia entidad, reivindican su pertenencia a su propia ciudad: Se presentaban como "Giblites" (Gebal / Biblos / Ŷubayl) Tirios (Tiro) y Sidonios (Sidón), pero nunca como fenicios. Esta definición fue utilizada por primera vez por los griegos, término derivado de la palabra griega "Fénix".

Sarcófago de Ahiram y el alfabeto
Sarcófago de Ahiram y el alfabeto

De este periodo marcada por las hazañas, rico de reliquias y numerosos documentos, entre estos rastros tangibles, tenemos el famoso sarcófago de Ahiram, rey de Biblos, con las letras del, alfabeto grabadas en su tapa; la historia de la construcción del Templo de Jerusalén y la relación privilegiada entre Hiram, rey de Tiro y Salomón; la unión de Tiro y Sidón, llevada a cabo bajo el gobierno del rey Etbaal, duró más de dos siglos, durante el cual llegaron a la tierra de Tartessos (España) para buscar de la plata, esencial para su artesanía; sin olvidar de la fundación de Cartago, en primer lugar, parada corta para España y Cornualles (Gran Bretaña), que asuma tarde el relevo de las "ciudad-madres".


El poder asirio en el Este no podría permanecer indefinidamente indiferente a la posición estratégica y por consiguiente a la riqueza de estas ciudades comerciantes de la costa. A partir de 880 a.C., Sidón y Tiro estaban pagando una tributo al rey Asurnasirpal para proteger sus mesadas mercaderes de operaciones en el norte de Siria. Las amenazas asirios que pronto tendrá lugar, los impuestos aplicados a las ciudades fenicios por los Mesopotámicos, se convirtieron cada vez más pesada: madera de cedro, metales preciosos, artículos de marfil, telas en púrpura, etc. Sin embargo, las ciudades fenicias conservaron su soberanía y una cierta autonomía en la gestión de las actividades comerciales. Fueron conducidos por los reyes locales, mientras que todas las regiones de los alrededores estaban bajo control directo y bajo la administración altos funcionarios asirios. Esta relativa independencia no podría disimular la interferencia de los representantes del rey asirio en los asuntos, lo que desencadenó varias revueltas en Sidón (677 a.C.) y en Tiro (671 y 663 a.C.).

Tiro - Arco del Triunfo
Tiro - Arco del Triunfo

Desemejante los asirios, los babilonios, los nuevos conquistadores impusieron un control completo sobre las ciudades fenicias. A partir del año 605 a.C., Nabucodonosor, el rey de Babilonia, después de su victoria contra los egipcios en Karkemish, ordenó transferir los fenicios en Babilonia, asegurando así de poner la mano sobre las riquezas del país en especial los bosques de cedros. Sólo la ciudad de Tiro resistió contra del asedio del invasor durante 13 años.

La llegada de los persas, siguiendo la conquista de Babilonia por Ciro (en el año 539 a.C.), fue percibida favorablemente por toda la población fenicio. Reputados marineros, los habitantes de estas ciudades participarán con sus flotas en la campaña contra los egipcios, sus antiguos aliados. Desde el punto de vista administrativo, la región se integró en la satrapía de Transeufratina, pero mientras se mantiene cierto grado de autonomía. Uno de los principales avances de este período fue la difusión del uso de la Moneda. Varios edificios fueron construidos: en Sidón, el Templo de Eshmún en la localidad de Bustan el-Sheikh demuestra el compromiso de la familia real sidonio a favor del 'Rey de Reyes' (el rey persa), ver las inscripciones fenicias grabado en el sarcófago de Eshmúnazar. En Beirut, el descubrimiento de un barrio, con plano regular y estilo hipodérmico, da testimonio del crecimiento y la vitalidad de la ciudad en esta época.

En el siglo IV antes de nuestra era, esta cooperación haya sido socavada por diversos factores. Las revueltas fueron apoyadas por los atenienses, o hasta los egipcios que intentaron de recuperar sus influencias pasadas. Pero la represión persa contra los rebeldes fue feroz. Esta evolución de las relaciones facilitará de la llegada de la macedonia, Alejandro el Grande. En el año 332 a.C., las ciudades fenicios fueron sometidas sin resistencia a excepción de Tiro, que fue sitiada durante siete meses antes de ceder a los macedonios. Bajo Alejandro, las ciudades perdieron su autonomía, ellas pasarán a formar parte de una de las provincias del mundo helenístico hasta la llegada de los romanos.

Baalbek - Columnas de Júpiter
Baalbek - Columnas de Júpiter

Las páginas de este sitio dedicado a los fenicios ofrecen una perspectiva bastante amplia y lo suficientemente diversificada para descubrir esta civilización. A través de este sitio encontrarás la historia de cada una de las ciudades más famosas como Biblos, Sidón y Tiro. Ugarit, no era una ciudad fenicia, ciertamente, sino a través de su desarrollo y la riqueza de sus intercambios, fue el precursor y anunciador de la riqueza de las ciudades del Levante. En cuanto a la ciudad de Baalbek, más conocida por sus vestigios de la época romana, ya era la ciudad que garantizaba por excelencia la ruta y el vínculo entre las ciudades de la costa y el interior del país. Otras páginas están reservados para específicos temas, tales como el alfabeto, el arte, la moneda, la expansión, ... de personajes famosos: Ahiram o Ahirom, Hannón, ..., de héroes míticos: Europa, Adonis...



Nuestro lema
Preservar la memoria

Consolidar el futuro
Nuestro lema

En consonancia con nuestro lema, nos esforzamos para preservar la memoria de los fenicios que, desafortunadamente, están excluidos cada vez más de los libros escolares. Pocas las personas recuerdan de sus ciudades, su historia, su cultura, su alfabeto o de sus hazañas marítimas. Lo más difícil es definir su área geográfica, su aportación cultural. Eso demuestra cómo y saber hasta qué punto los envidiosos ha logrado para 'empañar' el nombre y la imagen de los fenicios.

Este sitio dedicado a los fenicios no quiere de ninguna manera estar 'ideológico'. Nos negamos rotundamente y explícitamente cualquier amalgama que pueda dar lugar a una ninguna interpretación. Nuestros artículos son anotado y referenciados respetando el trabajo de los historiadores y arqueólogos, que hacen todo lo posible llevar la luz sobre la historia del este civilización, demasiado tiempo 'olvidado'. Nuestras páginas están en perpetua evolución y su estilo quiere ser simple y accesible a todos. Un libro de visitas que está disponible para cualquier comentario, sugerencias u observaciones.





Volver al índice ''La Fenicios''